HORTICULTURA Y AMBIENTES CONTROLADOS

La horticultura es un área de la agricultura que concierne a la ciencia, el arte, la tecnología y la actividad económica del cultivo de plantas. Incluye el cultivo de plantas medicinales, plantas frutales, vegetales, plantas aromáticas, plantas ornamentales, algas, plantas industriales.

La investigación continua y el desarrollo tecnológico han permitido el nacimiento de nuevas técnicas de cultivo y la recreación de las condiciones óptimas para el crecimiento en los llamados ambientes controlados.

Un ambiente controlado es un espacio de crecimiento en el que, todos los parámetros ambientales que contribuyen al bienestar y crecimiento de la planta, son ajustables e independientes de las condiciones climáticas: temperatura, humedad, cantidad y características del agua, el tipo y la cantidad de nutrientes, la concentración de CO2, espectro e intensidad luminosa, ventilación y calidad del aire.

La horticultura es un área de la agricultura que concierne a la ciencia, el arte, la tecnología y la actividad económica del cultivo de plantas. Incluye el cultivo de plantas medicinales, plantas frutales, vegetales, plantas aromáticas, plantas ornamentales, algas, plantas industriales.

TECNOLOGÍA LED

La tecnología LED aplicada al crecimiento de la planta es fundamental en el desarrollo tecnológico de cultivos en un ambiente controlado. La alta eficiencia, la posibilidad de crear espectros específicos para cada necesidad y la larga vida operacional, son los principales factores de éxito de esta tecnología.
Los sistemas de iluminación de crecimiento de plantas proporcionan energía lumínica a las plantas con el fin de estimular la actividad fotosintética que está en la base de su proceso metabólica.
No todas las longitudes de onda que componen el espectro solar, sin embargo, tienen la misma efectividad para estimular la fotosíntesis.
Las plantas son muy selectivas en la absorción de algunas frecuencias en lugar de otras. Esta es precisamente la razón por la cual es necesario experimentar en el campo y en laboratorio para evaluar las mejores estrategias y composiciones espectrales con el objetivo de maximizar la eficiencia de los equipos de iluminación de horticultura.
El uso de equipos de alta eficiencia significa menos consumo a la paridad del rendimiento del cultivo y menores costos de energía.

IGROX Y TECNOLOGÍA LED

Igrox lleva a cabo actividades de investigación y desarrollo en aplicaciones de tecnología LED en horticultura desde 2015.

Nuestros biólogos y agrónomos realizan pruebas diarias de campo y laboratorio para optimizar la eficiencia y efectividad de nuestros sistemas.

 

LOS EFECTOS DE LA LUZ

 

QUALITÁ DELLA LUCE E FOTOMORFOGENESI

La luz visible en la región fotosintética activa (PAR), entre 400 nm y 700 nm, proporciona energía para el proceso fotosintético y el crecimiento de la planta, transformando el agua y el dióxido de carbono en azúcares y oxígeno. La composición espectral de la luz influye en todos los procesos que tienen lugar durante el ciclo de vida de la planta. Esta es la razón por la cual el espectro de luz es fundamental para la morfología y el bienestar de la planta.

Las plantas están equipadas con diferentes fotorreceptores que les permiten responder a diferentes espectros de manera diferente: los fitócratas, los criptocromos y las fototropinas son solo los más estudiados y comprendidos.

La tecnología LED desbloquea la posibilidad de diseñar espectros luminosos, mezclando colores únicos y fuentes de espectro completo.


LED AZUL (400 - 500 nm)

La luz azul es un componente importante del espectro de luz. Es absorbido por la clorofila Chl A y Chl B, así como por numerosos fotorreceptores.

Un aumento en el componente azul de la luz puede controlar la apertura de los estomas, inhibir el alargamiento del tallo y el crecimiento de las hojas y regular el fototropismo (la capacidad de las plantas para orientarse según la fuente de luz)

 


LED BLANCOS (400 - 700 nm)

En nuestros sistemas, el componente verde de la luz se obtiene mediante el uso de LED blancos, que emiten entre 400 nm y 700 nm. El componente verde de esta emisión (500 nm - 600 nm) puede inhibir los efectos excesivos de la luz azul y estimular los pigmentos fotosintéticos necesarios para el correcto desarrollo de la planta.

 


LED ROJO (600 - 700 nm)

La luz roja (600 - 700 nm) representa una región con alta absorción de clorofila Chl A y Chl B, promueve el crecimiento de las plantas y la acumulación de biomasa, estimula la germinación y regula la floración.


INTENSIDAD Y FOTOSÍNTESIS

Las reacciones a la luz, como la fotosíntesis, se activan por las interacciones de los fotones con los receptores de la planta.

La intensidad de la luz representa la cantidad de fotones absorbidos por la planta en una superficie dada por cada segundo. En inglés se denomina como PPFD (densidad de flujo de fotones fotosintéticos) y se mide en uMol / s / m2.

La relación entre la intensidad de la luz y la fotosíntesis es bien conocida y entendida: los niveles de actividad fotosintética aumentan al aumentar la intensidad de la luz. Esto es cierto dentro de un umbral llamado punto de saturación. Más allá de este límite, la actividad fotosintética es limitada.
Es esencial proporcionar las intensidades de luz adecuadas a las tiras de alfiler para obtener un proceso fotosintético eficiente. Se debe tener en cuenta que no todas las especies de plantas necesitan el mismo PPFD, además, la eficiencia fotosintética está estrechamente relacionada con muchos otros factores, como la temperatura, la concentración de dióxido de carbono y la disponibilidad de agua.

Todos estos factores se influyen entre sí y deben optimizarse de acuerdo con la intensidad de la luz.


CANTIDAD DE LUZ Y CRECIMIENTO DE PLANTAS

Si la intensidad puede optimizar la eficiencia fotosintética, la cantidad de luz puede hacer lo mismo con el crecimiento de la planta.

Por cantidad de luz nos referimos a la energía luminosa absorbida por las plantas durante un período de 24 horas. En inglés de denomina Daily Light Integral (DLI) y se mide en moles de PAR por metro cuadrado por día (mol / m2 / día).

El fotoperíodo natural (el número de horas de luz durante un período de 24 horas) cambia según la estación y la latitud, así como las condiciones climáticas.

En general, un aumento en la DLI está directamente relacionado con un aumento de masa seca. En la lechuga esto puede estar directamente relacionado con el rendimiento económico.

La iluminación adicional en el invernadero tiene como objetivo aumentar el DLI.

El desarrollo de proyectos específicos, con simulaciones de iluminación y evaluaciones del recurso solar disponible, es esencial para obtener los niveles correctos de intensidad. Cantidad y uniformidad en el invernadero.